Normas UNE ecológicas

La demanda de productos ecológicos está experimentando un aumento importante en la Unión Europea en los últimos años y parece que la tendencia del mercado es que esta demanda va a seguir creciendo. Si bien este tipo de producción sigue siendo minoritaria frente a la producción agrícola convencional, en España es un mercado significativo porque es el país de la UE con mayor superficie en producción agrícola ecológica.

Para la producción agrícola ecológica en España deben seguirse una serie de exigentes requisitos recogidos en legislación comunitaria: el Reglamento (CE) 834/2007 del Consejo, sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos y el Reglamento (CE) 889/2008 de la Comisión, de 5 de septiembre de 2008, por el que se establecen disposiciones de aplicación del R (CE) 834/2007 con respecto a la producción ecológica, su etiquetado y control.

Es importante tener claro que los productos fertilizantes, enmiendas y sustratos de cultivo, así como los productos fitosanitarios y otros productos para la gestión de plagas y enfermedades, no están incluidos en el ámbito de aplicación del R (CE) 834/2007, aunque este reglamento sí indica ciertas normas sobre la utilización de estos insumos en la producción vegetal ecológica y unas listas de sustancias y productos autorizados en los anexos I y II del R (CE) 889/2008. Por tanto, estos insumos no pueden ser certificados como ecológicos bajo estos reglamentos que regulan la producción ecológica ni tampoco pueden ser etiquetados, ni anunciados usando el logo ecológico de la UE.

No obstante, el R (CE) 834/2007 o “Reglamento Base de la Agricultura Ecológica” marca las pautas generales para la gestión y fertilización del suelo, que se resumen en los siguientes principios:

a) El mantenimiento de la fertilidad natural del suelo, la nutrición de los vegetales con nutrientes que procedan principalmente del ecosistema edáfico y la restricción del recurso a medios externos. En caso necesario, éstos se limitarán a:

  • sustancias naturales o derivadas de sustancias naturales;
  • fertilizantes minerales de baja solubilidad.

b) En la producción vegetal ecológica no está permitido el uso de:

  • fertilizantes minerales nitrogenados
  • organismos modificados genéticamente (OMG), ni productos obtenidos a partir o mediante OMG, para uso en los productos fertilizantes y acondicionadores del suelo.

Cuando las necesidades nutricionales de las plantas no puedan satisfacerse mediante las medidas y técnicas de cultivo sostenibles y recomendadas en la producción ecológica, sólo podrán utilizarse los fertilizantes y acondicionadores del suelo mencionados en dicho anexo I y únicamente en la medida en que sea necesario. Además, estos insumos únicamente podrán utilizarse en la medida en que el uso correspondiente esté autorizado en la agricultura general del Estado miembro, de acuerdo con las disposiciones comunitarias pertinentes y con las disposiciones nacionales conformes con la legislación comunitaria.

Asimismo, las pautas generales y los métodos para la gestión de plagas, enfermedades y malas hierbas, incluyen:

  1. i) la protección mediante la utilización de enemigos naturales, la elección de especies y variedades, la rotación de cultivos, las técnicas de cultivo y procesos térmicos;
  2. ii) los preparados biodinámicos.

 

Cuando lo anterior no proteja a las plantas adecuadamente de las plagas y enfermedades, sólo podrán utilizarse los productos fitosanitarios mencionados en el anexo II del R (CE) 889/2008 y sus posteriores modificaciones. Además, estos insumos únicamente podrán utilizarse en la medida que el uso correspondiente esté autorizado en agricultura general del Estado miembro, de acuerdo con las disposiciones comunitarias pertinentes y con las disposiciones nacionales conformes con la legislación comunitaria.

En el mercado español se han comercializado insumos certificados como utilizables en producción vegetal ecológica en base a esquemas de certificación privados de diferentes entidades. Para concretar una especificación técnica común para dichos insumos y también definir unos criterios de auditoría sobre cómo deben proceder las entidades de certificación, se impulsó la elaboración de las siguientes normas de insumos utilizables en producción vegetal ecológica:

  • UNE 66500 Requisitos mínimos para la certificación de insumos utilizables en la producción vegetal ecológica según las normas UNE 142500 y UNE 315500.
  • UNE 142500 Insumos utilizables en la producción vegetal ecológica. Fertilizantes, enmiendas y sustratos de cultivo.
  • UNE 315500 Insumos utilizables en la producción vegetal ecológica. Productos para la gestión de plagas y enfermedades.

Con estas normas de aplicación voluntaria se pretendió aportar soluciones a los problemas de no confundir al agricultor ecológico y evitar la aparición de residuos de sustancias no permitidas en agricultura ecológica, debido a la utilización incorrecta de insumos.

Estas normas establecen unos requisitos de fabricación, envasado, etiquetado y comercialización, entre otros, cuyo cumplimiento aporta también garantías adicionales a los usuarios de los mismos y al mercado final. Es importante, no obstante, clarificar que la certificación conforme a esta norma u otros esquemas privados es también un proceso voluntario y que los insumos legalmente producidos pueden comercializarse sin dicho distintivo.

2022-05-30T07:02:34+00:0027 mayo, 2022|Categorías: Sin categorizar|
Ir a Arriba